¡Mujeres y política en el Eje Cafetero!

 

¡Mujeres y política en el Eje Cafetero! - Lina María Arango D

Lina María Arango D
Profesional en Gobierno y Relaciones Internacionales 
Twitter @linamariaarango
IG linaarangoejecafetero

¡Mujeres y política en el Eje Cafetero!

El Eje Cafetero ha sido una región protagonista no sólo por sus antecedentes históricos en la contribución al desarrollo del país durante más de 60 años de bonanza cafetera, sino también por su potencial turístico, ubicación privilegiada y por su puesto por su capital humano comprometido y orgulloso de la región. Las mujeres y su rol en la cultura cafetera han sido destacadas por su contribución hombro a hombro en el crecimiento económico de la región. ¿Quién podría poner en duda las capacidades, experiencia y liderazgo de las mujeres del Eje Cafetero? Nadie. Sin embargo, su protagonismo se pierde en medio de una cultura patriarcal que le cuesta reconocer, identificar y valorar el liderazgo femenino. 

A pesar del rol que desempeñan en las comunidades rurales y urbanas, las mujeres de Eje Cafetero tienen poca participación en espacios políticos de alto nivel como lo es el Congreso de la República. Los políticos suelen afirmar que “los espacios están” y que “no hay suficientes mujeres que les guste la política”. Una afirmación facilista, conveniente y mediocre. 

En el año 2018 mi esperanza de ver el avance de las mujeres en la política del Eje Cafetero fue opacada por la composición de las listas al congreso. Independiente del enfoque político de los partidos en el nivel local y a excepción del partido MIRA, el desprecio y desinterés de los partidos por promover mujeres líderes idóneas es evidente en la definición de los candidatos a elección popular. Afirmar que en la región no hay mujeres que participen en política es un argumento muy conveniente para quienes no quieren perder su manera tradicional y machista de hacer política. 

Ver la composición de las listas de candidatos de la región al Congreso de la República fue frustrante (De un total de 110 candidatos, 37 fueron mujeres) en especial en Risaralda y Quindío, donde por Ley no estaban obligados a cumplir ni siquiera con un 30% de mujeres en sus listas. En Caldas fueron el 43% y contrastó con el 22% en Risaralda y el 20% en Quindío, muchas de ellas incluidas como peyorativamente se dice “de relleno”. El partido conservador y el centro democrático no incluyeron ninguna mujer como candidatas a la cámara de representantes en los departamentos de Risaralda y Quindío. . La pregunta es ¿de verdad no hay mujeres idóneas para ser congresistas en la región? ¿No será más bien que poco les interesa motivar, preparar, identificar mujeres con anterioridad a las alecciones y no solo en el momento de definir las listas? 

Me rehúso a pensar que no hay mujeres competentes en esas colectividades. Por experiencia les digo: “o no las ven, o no las motivan lo suficiente, o no las apoyan”. Sin duda, la ley de paridad aprobada recientemente en el Congreso obligará a los dirigentes a preparar el camino para motivar e incluir mujeres líderes que no han sido reconocidas. ¡Conozco varias! Y a las mujeres que tengan interés en participar les doy un consejo: si no las ven, ¡alcen la mano! Se los dice alguien que si hubiera esperado a ser vista, nunca habría sido candidata a una gobernación. 

Comentarios

Lo más leído esta semana