Buenas prácticas

Buenas prácticas

 Por: Elsa Gladys Cifuentes Aranzazu

Buena práctica no es buena en si misma; si no porque se demuestra que funciona bien y produce buenos resultados.  Es por ello que se dice que lo bueno se repite y lo malo se erradica.  En general lo recomendable y armonioso es que tengamos buenas prácticas en nuestra vida y hoy les compartiré algo sobre las buenas prácticas agropecuarias.  Algo tenemos de campesinos y agricultores los oriundos de esta región y en algún momento se nos despierta ese latido de tener contacto con la tierra, con la siembra, con la producción.

En estos tiempos tan atípicos que hemos vivido; muy seguramente a muchos de mis lectores y de la comunidad en general se les ocurrió darse la oportunidad de observar y contemplar la magia y la grandeza de la naturaleza en la creación del ser superior y detallar la germinación de una semilla, los colores de la naturaleza, la belleza realmente de los entornos ambientales; y muchas personas como yo nos dispusimos sembrar.

Me propuse poner en práctica un sueño que tenía aplazado como es el cultivo de plantas medicinales, verduras, hortalizas con un sistema sano, orgánico y libre de insecticidas.

Una buena práctica de calidad aplicada en estos cultivos ha sido asesorarme de quienes saben desde la academia y lo hice con una agrónoma y con la práctica de un custodio de semillas nativas; con un joven campesino ambientalista y ser humano maravilloso, habitante del corregimiento de La Florida.

Ensayé durante más de un año, me apoyé con un ser muy cercano médico y científico y logramos aproximarnos a unos insumos básicos  con una fórmula que aún sigue en mejora, contamos con unos nutrientes fortalecidos en el compost natural y garantizar un buen producto.

Queremos con ello poner a disposición de la comunidad interesada en tener en su casa una huerta elemental los conocimientos e insumos básicos en la construcción de una cultura de soberanía alimentaria doméstica, terapéutica, preventiva, integradora de familia y tejido social.

Si adoptamos unos métodos específicos y los aplicamos en la producción y consumo de los alimentos, garantizaremos librarnos de muchas enfermedades.

Se sabe, por información que nos ofrece la Organización Mundial de la Salud que más de 600 millones de casos de enfermedades en el mundo están relacionados con la alimentación y que anualmente 420.000 muertes humanas, son a causa de los alimentos alterados de las cuales 125.000 son niños, casi el 30%

Este llamado de atención sumado a la frase contundente que SE ES LO QUE SE COME, nos debe llevar a asumir una clara campaña y compromiso de garantizar la trazabilidad de la producción agrícola y pecuaria desde el inicio hasta la mesa. No consumo carne roja ni pollo, pero quienes lo hacen deberían de tener la garantía de la saludable procedencia de cada alimento que consuman.

También se hace necesario incorporar a las prácticas sanas de la agricultura la salud del agricultor, de manera autónoma y de parte de los empleadores se debe garantizar la prevención de riesgos en el trabajo de quienes se exponen al sol y al agua a diario y quienes deben tener unos mínimos garantizados en la protección de su piel y de su hidratación, en las herramientas y vestuarios que los protejan de todo lo que se encuentra en espacio libre de la naturaleza con una dotación mínima que lo proteja de muchos de  esos riesgos.

La agricultura en sus buenas practicas debe ser ambientalmente sostenible y ecológicamente segura. Higiénicamente básica y saludable y económicamente factible.  La agricultura en sus buenas prácticas debe estar guiada por principios y normas éticas y de conciencia para que una vez los alimentos estén puestos en la mesa tengan la certificación que están listos para contribuir a una buena salud.

Si somos lo que comemos, deberán los tomadores de decisiones a todo nivel garantizar las condiciones de viabilidad en sus procesos de principio a fin.

Comentarios

  1. Ser campesino no es fácil,empecemos por proveerlos de los recursos hidricos y de salubridad a la mano, mejorar las vías terciarias que les permita sacar los productos al mercado el Sena es excelente universidad para apoyar al hombre del campo, felicitaciones en su exposición,clara,veridica y responsable cambiemos el chip, motivemos al joven campesino a quedarse en su entorno, convertirse en autosuficiente y vivir mejor, me pongo a sus órdenes como profesional no sólo criado en el mundo campesino y luego llegar a la ciudad respetuoso saludo Pablo Bernal rojas.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Por favor, plasma tu huella en nuestro registro de comentarios y ayúdanos compartiendo en tus redes.

Propiedades Colombia

Lo más leído esta semana

Pambelé 2.0

Paro homicida

2056 BUCLE “La era de oscuridad”

La CIDH