El búnker cafetero

El búnker cafetero

Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ

El búnker cafetero del Risaralda, se diversifica.

En la antigua sede en Pereira de tres pisos, aledaña al Coliseo Mayor, hay otros aires en una apuesta moderna dirigida por su Comité Departamental.

Al frente de la misma su director, Jorge Humberto Echeverry Marulanda, en momentos complicados. Al tope por circunstancias a las cuáles no escapa de toques de queda, ley seca, movilidad, bloqueos en vías con perjuicios en exportaciones, traída y llevada de fertilizantes y otros artefactos agropecuarios para el sector. A ello, agréguele; pandemia, con los estragos controlados pero que asoman y el  agua desenfrenada que perjudican el cultivo en distintos escenarios.

Empresa de tostión de granos de café, instalada en el primer piso de apoyo a productores, que merece conocerse y que luego es vendido en   lustrosos empaques.  Hay una cadena de apoyo a mercados campesinos que de manera cotidiana emprende en  modo productivo, que no se conoce pero que promueven con amor al campo y al habitante rural nuestro.

Para la fórmula ideal de café y academia pero ante todo de Ciudad Educadora: la llegada de las Universidades Libre con su consultorio jurídico y empresarial y la UNISAR, que busca otros aires y se decide, por fin , llegar a Pereira, sin la miopía del presente. Universidad en extensión que ha sobrevivido pese al constante apoyo de los cafeteros de la región que ha interpretado el activo que significa. 8 facultades y programas de extensión.

El comité cafetero del Risaralda, ha visto  siempre  una oportunidad de educar a jóvenes cafeteros. 

Hay incluso una apuesta nacida en Santa Rosa y Dosquebradas por James William Montes, integrante del Comité Departamental, de hacer un gran encuentro, una tertulia genuina y juvenil  para leer el momento  de la caficultura de Colombia donde hable el campo. Una realidad propia y sin intérpretes. De saberes ocultos por tantos años.

Que sus voces se escuchen en órdenes diversos que van desde lo económico, vivienda, proyectos de vida, relevo generacional, educación. Una función para retar el estelar momento.  

Trabajar con ellos la cadena de valor del café que demandan los jóvenes, en un importante eslabón: Risaralda variedad de perfiles, como lo visiona el propio Comité. No hay lugar a alargues. Los jóvenes ya. Que los jóvenes hagan el relevo, el empalme a través de la educación, tecnología. 

A ello se suma el valor histórico de la Sociedad de Mejoras de Pereira que llega a esa sede y  que debe ajustar sus procesos para actuar en la coyuntura hoy. El Comité de Cafeteros se  sacude. Risaralda es otro momento. Otro instante para leer su historia y presente.

Bienvenidos al búnker cafetero. Con su experiencia y conocimiento.

alvarocomunicaciones@yahoo.com

Comentarios

  1. En este momento tan oscuro,
    Hay un gremio que se transforma con lo que posee para beneficio de los caficultores , felicitaciones.

    ResponderBorrar

Publicar un comentario

Por favor, plasma tu huella en nuestro registro de comentarios y ayúdanos compartiendo en tus redes.

Propiedades Colombia

Lo más leído esta semana

Pambelé 2.0

Paro homicida

2056 BUCLE “La era de oscuridad”

La CIDH