La Gente de Bien

La Gente de Bien

 “Cada 13 días matan a una persona trans en Colombia”

El término Gente de Bien, viene generalizándose en Colombia como una forma de confrontación hacia el pensamiento contrario al partido de gobierno, siendo el eslogan que ha venido destacándose durante las marchas de manifestantes cuando los indígenas cruzaban el barrio Ciudad Jardín de Cali. En ese momento un habitante de ese barrio caleño anunció: llamamos a la “Gente de Bien” a que salgan con sus armas para defender nuestro barrio de estos indígenas terroristas. En efecto, las “Gentes de Bien” acudieron al llamado y de facto dispararon sus armas de largo alcance, matando nueve (9) indígenas entre niños, mujeres y adultos.

Este podría señalarse como la máxima expresión del concepto “Gentes de Bien en Colombia”. De ahí en adelante el término ha cobrado su significado, extendiéndose por toda la geografía nacional, donde algunos ciudadanos se apropiaron con mucho entusiasmo del concepto y lo vienen aplicando con verdadera devoción y mejor acierto sobre los jóvenes marchantes que por reclamar mejores oportunidades de vida, se convirtieron en el blanco de estos individuos que con la tolerancia de los organismos de justicia vienen siendo asesinados a discreción.

Con anterioridad a esta nueva masacre de indígenas del Cauca a manos de la “Gente de Bien” del barrio Ciudad Jardín de Cali, muchos jóvenes marchantes habían sido baleados, unos a manos de particulares, otros por las armas del esmad, y otros más por la letal combinación entre estos.

En Colombia, el asesinato de líderes sociales no es nuevo aunque si se ha agudizado su tendencia. Hoy por ejemplo defender un río, un bosque, un animal, o  alentar para que se cumpla el código de Recursos Naturales y se defienda la Naturaleza, para las “Gentes de Bien”, es considerado un acto de terrorismo que obstaculiza la acumulación de dinero, y por ende, este líder ambiental debe ser eliminado, tal como ocurrió últimamente cuando hombres armados acabaron con la vida de Fernando Vela, médico y líder ambiental de Florencia.

Lo paradójico es que haya personas que se autoproclaman como “Gentes de Bien”, y de verdad creen que esa caracterización los blinde con una patente de corso, y salgan a disparar y a matar sin recato líderes sociales, ambientales, sindicales y jóvenes artistas, cuando se expresan en marchas propendiendo por un país más equitativo y más incluyente. Pareciera que de la misma forma en que aparecieron las sectas raciales del ku klux klan en Estados Unidos con la consigna de ser los llamados a matar a los negros, por el solo hecho de serlo, esa xenofobia, amplificada por las “Gentes de Bien” en Colombia, con homofobia, se viene presentando a la luz del día, ante un Estado simpatizante del lado del partido de las “Gentes de Bien”, en contra de la mayoría de colombianos que no aceptamos esta etiqueta, y que por el contrario nos preguntamos ¿Qué es ser Gente de Bien”.

JAIRO ARANGO GAVIRIA

Comentarios

Lo más leído esta semana

Se nos fue el enviado especial

Gobierno de la ciudad apoya clúster de salud

A cumplir con sus funciones

¿A qué huele la corrupción?