7.00 a.m. Nuevo horario para las listas de difusión de WhatsApp, SUSCRÍBETE.

SUSCRIPCIONES

Jóvenes liderando la reconciliación en Risaralda

Jóvenes liderando la reconciliación en Risaralda

Actualmente 30 jóvenes integran la escuela d de liderazgo juvenil, quienes tienen oportunidades de trabajar en labores de proyección social y construir escenarios de autonomía económica, haciendo un aporte a la sociedad desde liderazgos sociales integrales.

El 28 de abril de este año, con el inicio del Paro Nacional, el país vivió un estallido social que desató una serie de manifestaciones en las calles en las que los jóvenes fueron protagonistas. Este fenómeno no se hizo esperar en Risaralda y miles de jóvenes de diferentes sectores salieron a las calles a expresar su malestar e inconformidad con situaciones que, según ellos, iban en contra de sus oportunidades, derechos y bienestar.

Frente a estos hechos, la administración del gobernador Víctor Manuel Tamayo entendió, por un lado, que una mirada simplista en blanco y negro, de buenos y malos, de ricos y pobres, de derecha e Izquierda, no era suficiente para comprender la compleja realidad que se vivía en esos momentos.  Y por el otro, reconoció que no era el enfrentamiento entre dos bandos, sino una serie de ciudadanías organizadas e independientes, que realizaban un llamado de atención a la sociedad para expresar a gritos un sufrimiento social.

Fue así como, el día 8 de mayo del 2021, tuvo lugar una primera reunión con un grupo de jóvenes ciudadanos que provenían de diversos sectores, que con desconfianza se acercaron al despacho del Gobernador, haciendo un llamado angustioso para exigir que como como parte del Estado, la Gobernación les garantizara sus derechos fundamentales en medio de las protestas. Dejando claro que esta iniciativa no pretendía negociar nada, pues a ellos no les correspondía esa función, no pertenecían al comité de paro, no eran sus voceros, solo eran ciudadanos y ciudadanas preocupados que buscaban ser escuchados y tampoco representaban a la totalidad de los movimientos de jóvenes del departamento.

Lo que inició como un espacio para reclamar garantías de las instituciones, especialmente de la fuerza pública, para frenar el uso desproporcionado de la fuerza, garantías jurídicas para los detenidos en las manifestaciones, entre otros, se fue convirtiendo en un espacio para el reconocimiento y fortalecimiento del liderazgo que hoy le apuestan a ser quienes en un futuro dirijan el rumbo de este departamento.

En un largo y constructivo proceso, no solo con los jóvenes que participaron de las manifestaciones sino también con otros jóvenes que quieren comprometerse con transformaciones sociales y como un compromiso ya adquirido por el Gobernador, nació “Jóvenes Liderando la Reconciliación”, una escuela de liderazgo juvenil que ha venido integrando personas de diferentes colectivos, algunos de las calles, de la comunidad LGTBI, de procesos comunitarios y de las plataformas juveniles en un escenario de nuevas oportunidades, esta iniciativa que ya era parte del Plan de Desarrollo de Risaralda, cobró fuerza con los acontecimientos sociales ocurridos.

A la cabeza de la Escuela de Liderazgo Jóvenes Liderando la Reconciliación se encuentra la Dirección de Familia e Inclusión Social, de la secretaria de Mujer, Familia y Desarrollo Social.

La Escuela trabaja tres aspectos: el ser, que hace énfasis en los aspectos psicosociales para fortalecer los procesos de conocimiento personal que permitan identificar las habilidades, cualidades, aptitudes personales de las y los jóvenes para el ejercicio de los liderazgos.

La esfera del saber, donde a través de la metodología lúdica, de una Caja de Herramientas denominada “Se Juega la Vida”, los jóvenes adquirirán herramientas metodológicas para apropiar conocimientos y habilidades sobre el estado, exigibilidad de derechos y fortalecimiento de iniciativas y emprendimientos juveniles, así como formación para la empleabilidad.

Uno de los integrantes de la Escuela de Liderazgo es Esteban Giraldo, tiene 31 años de edad, vive en el sector de Cuba y es uno de los 30 jóvenes que decidió dejar atrás el enfrentamiento con la fuerza pública y el uso de vías de hecho para convertirse en un líder propositivo, sumamente dinámico, que usando los recursos y las herramientas que el Estado le proporciona hoy acompaña a comunidades vulnerables.

Seis meses después, con el ambiente más tranquilo y un compartimento ejemplar, Esteban no pierde su esencia “me represento como líder de un porcentaje de la resistencia en las calles, también he tratado de acoplar personas e ideas a este proceso que ha sido muy bonito, nos han brindado la tranquilidad y la seguridad de seguir en un proceso limpio y transparente, de seguir buscando unir a más personas”.

Retomando en dicho popular “por algo pasan las cosas” Esteban considera que a pesar de todas las situaciones que aún faltan por resolver para que los jóvenes gocen de bienestar y plenas garantías para el ejercicio de sus derecho, parte del objetivo en Risaralda se cumplió “es algo muy constructivo para la sociedad porque era algo que estábamos buscando los jóvenes, que nos escucharan, que nos tuvieran en cuenta, que se hiciera algo por aliviar esas situaciones que se presentaba tanto en la calle como en diferentes comunidades”.

En el caso de Esteban, un joven de escasos recursos económicos, sin formación académica y con algunas dificultades de salud, este proceso le ha traído grandes beneficios. Gracias a este largo camino, a la voluntad del Gobernador y a la sabiduría para interpretar estas necesidades, la administración departamental no solo adelanta un proceso formativo y pedagógico con estos jóvenes, sino que los vinculó laboralmente, para que su liderazgo aporte a otros procesos y además tenga una retribución económica que dé solución a algunas de sus necesidades.

“Desde lo  personal es un logro más porque esto era lo que nosotros estábamos buscando en la calle, a nivel familiar tengo una estabilidad económica, ya puedo generar más ingresos a la casa y colaborar más y en lo social es demasiado porque nosotros veníamos no solo de la lucha de las calles sino de un trabajo social en los barrios en las comunidades y ahora tenemos más fuerza para mostrarles que es un proceso transparente y que son ellos bienvenidos desde los distintos liderazgos, acá no hay un tope, acá todos representan y aportan su granito de arena y el que se quiera unir es bienvenido”.

Contento con la labor que ahora desempeña como parte de la escuela de liderazgo juvenil "Jóvenes Liderando la Reconciliación", motivado por el servicio que está prestando y lleno de esperanza, Esteban y sus 29 compañeros siguen trabajando para que otros jóvenes conozcan el proceso, se sumen a él y porque no, esta iniciativa que nació en Risaralda se convierta en Política de Gobierno que trascienda esta administración y llegue a beneficiar a los jóvenes de todo el país con oportunidades reales.


Comentarios

CIUDAD CERRITOS casas de campo y apartasuites en Pereira

Suscríbete gratis por EMAIL

Escribe tu correo electrónico:

Entregado por FeedBurner

Lo más leído esta semana

Piscinas del Parque Metropolitano del Café, reabrirán los fines de semana

BONDAD

Sin importar su estatura, la influencer Mav deslumbró en Miss Teen Colombia

… Acerca de la Muerte

REALIDAD Y RETOS

Más de 1000 colaboradores de tres empresas ubicadas en Cerritos, se beneficiarán con pavimentación de vía

¿Tenemos una justicia de payasos?

Un fallo en derecho

Librarse de una "mala racha"!