7.00 a.m. Nuevo horario para las listas de difusión de WhatsApp, SUSCRÍBETE.

SUSCRIPCIONES

RECOMENDADO

Canales virtuales de Energía de Pereira

Imagen
(@EnergiaPereira) #PracticoYSeguro Disfrutar de la mejor energía también es usar los canales virtuales de Energía de Pereira, los cuales nos permiten realizar cualquier trámite desde la comodidad de nuestro hogar. ¡Utiliza nuestro chat virtual!

La cumbre de Glasgow

La cumbre de Glasgow

Alberto Zuluaga Trujillo

Una vez más los líderes mundiales se reunieron, esta vez en Glasgow (Escocia), para discutir la crisis climática. Negociadores de más de 190 países intentaron establecer nuevas reglas para impedir un aumento de la temperatura global mayor a 1.5º C, pues, el 2020 cerró un decenio de inimaginables consecuencias para el clima del planeta, según registros de temperatura que vienen tomándose desde 1850, previéndose la proliferación de fenómenos meteorológicos extremos, como ya los estamos viviendo. 

La temperatura de la tierra ha subido en 0.76º C entre 1850 y 2010 y de continuar este ritmo,  llegaremos a una medición entre 1.4º C y 5.8º C para 2100. Sin duda alguna estamos ante el cambio de temperatura más brusco de los últimos tiempos, en donde los casquetes polares se han visto reducidos en un 40% y el aumento del nivel del mar ha subido cerca de 20 centímetros durante la última centuria. 

En el uso indiscriminado de combustibles fósiles está el origen del calentamiento global y el efecto invernadero, debido a la acumulación de gases tóxicos, especialmente dióxido de carbono y metano que se quedan atrapados en la atmósfera, elevando la temperatura del planeta y causando aumentos del nivel del mar que sumergirá inexorablemente islas y costas, a más de impactantes desordenes climatológicos, desertización progresiva y la desaparición de muchas especies. 

Teniendo en cuenta la actividad solar y volcánica, sumadas a la composición atmosférica, se calcula que la temperatura media de la tierra está en torno a los 15º C. Si bien el efecto invernadero es necesario para la vida del planeta, la generación multiplicada de estos gases por el uso cada vez mayor de combustibles fósiles, los hace retener más calor del que requerimos. Dicho sin ambages, de forma   categórica, se busca garantizar que la tierra continúe siendo habitable. 

El objetivo trazado por la Cumbre de París en 2015 fue evitar un aumento más allá de 1.5º C e inferior a 2º C  por encima de los cuales las consecuencias serían fatales. A hoy, el calentamiento ha sido de 1.1º C por lo que estamos muy próximos del punto de no retorno. Según los científicos la posibilidad de que en 2050 nos hayamos calentado más de 2º C es de 95%. La culpabilidad mayor recae sobre los países industrializados, pero no es menos cierto que nuestra contribución ha sido alta con la incontrolable y creciente deforestación. 

Pese a la gravedad de la situación, seguimos evadiendo e incumpliendo lo acordado. Primero fue el Protocolo de Kioto en 1997, luego, el Acuerdo de París en 2015, seguido del ofrecimiento del G-20 (Grupo de los países del primer mundo) en 2020 de por lo menos 100 mil millones de dólares anuales hasta el 2025 a los países en desarrollo para combatir el cambio climático. Las acciones a tomar deben ser inmediatas, produciendo un cambio radical en las fuentes de generación y uso de energía, debiéndose suspender, cuanto antes, la proveniente del carbón, seguida por la del petróleo, que obliguen a utilizar nuevas alternativas como la eólica, solar, hidráulica, geotérmica y la de hidrógeno entre otras. 

La Cumbre de Glasgow, prometió ser otro nuevo encuentro del bla, bla, bla, pues, siendo un asunto de tanta gravedad, no pudieron ponerse de acuerdo, ni siquiera, en la suspensión a partir de 2035 de la venta de vehículos a gasolina y diésel, como también fueron infructuosas las negociaciones con las industrias de transporte aéreo y marítimo para mitigar sus impactos en el cambio climático. Con la acelerada exploración del espacio, cabe preguntarnos ¿Estamos acaso en la búsqueda de un planeta similar como hábitat, ante el inminente vencimiento del plazo? Dios, nos lleve de su mano.

Alberto Zuluaga Trujillo                   
alzutru45@hotmail.com

Compartir por WhatsApp

Comentarios

Feliz Navidad 2021 y Próspero Año 2022

Feliz Navidad 2021 y Próspero Año 2022

Suscríbete

Escribe tu correo electrónico:

Entregado por FeedBurner

Lo más leído esta semana

La calle del encuentro se renueva para ofrecerles espacio de calidad a los pereiranos

Que vivan las buenas mujeres