Claridad en la Cámara de Comercio

Claridad en la Cámara de Comercio

Por: Alberto Zuluaga Trujillo

Profesamos de tiempo atrás especial afecto por Mauricio Vega Lemus, brillante ejecutivo pereirano heredero de las más rancias virtudes que con orgullo ostenta nuestra ciudad. Vinculado desde muy joven a la actividad política por la que ha mantenido con el paso de los años una atracción constante, forjada y alimentada desde el Comando de Juventudes del desaparecido movimiento de Unificación Conservadora, su inteligencia, preparación y capacidad de emprendimiento lo han ubicado como un aventajado profesional al que siempre se ha mirado como una estimada reserva de su Partido, bien sea para la Alcaldía de su natal Pereira o como candidato a la Gobernación de Risaralda.

Su vinculación por dos períodos como Presidente Ejecutivo de la Cámara de Comercio, muestran la impronta de su destacado desempeño que le abrió encumbrados horizontes a la entidad gremial a la que recientemente renunció para aceptar otro reto, no menos importante, cual es la Gerencia de la Concesionaria Vial Autopistas del Café. Por todo lo anteriormente expresado es que nos sorprenden los comentarios radiales y el voz a voz callejero, donde se dice que la Junta de la Cámara modificó los estatutos para poder nombrar al jurídico de la entidad, Jorge Iván Ramírez, como su nuevo Presidente. Se comenta, igualmente, que el período para el cual fue nombrado vence en el 2020, debiendo permanecer dos años sin que su remoción pueda hacerse, previo el pago de sus sueldos pactados, que por demás, están muy por debajo el que percibía el renunciado presidente Vega Lemus.

Para la Secretaría General que en el pasado ocupara Juan David Gonzáles, fue designada la esposa de éste y, como directora de Expofuturo, la concesionaria nombró a María Paulina Echeverri, esposa de Mauricio Vega Lemus. ¿Desde cuándo la Junta Directiva de tan importante organismo se matriculó dentro de las malas prácticas que día a día se apoderan del país? Aquí no se vislumbra nada distinto a pretender seguir con el manejo de la entidad a distancia y cubrirse hacia futuro, no sabemos el por qué. Como bien lo anota el periodista Leonel Arbeláez en uno de sus acostumbrados Café Caliente de Todelar, el comportamiento de Mauricio ahora dista mucho del asumido frente a Confamiliar Pereira, cuando esta se aprestaba a elegir en días pasados a su nuevo Consejo Directivo.

Y la verdad es que en ese entonces se quejaba del sistema electoral allí reinante, cuando en la entidad por él dirigida amarra a la nueva Junta de la Cámara con unos nombramientos a término fijo, retirándose pero con la certeza de dejar personas de su entera y total confianza en posiciones claves de lo que fuera su quehacer por un espacio cercano a los 15 años. En mora está Mauricio de desmentir tales engendros si en verdad lo son, o justificar su proceder en caso de ser ciertos, para no cubrir de sombras un pasado que lo llena de orgullo y lo señala como uno de los grandes visionarios de la pujanza pereirana.

alzutru45@hotmail.com

elpereirano.com

Deja un comentario