Correctos y corruptos

Estos días mirando una telenovela donde curiosamente se hacía apología de lo bueno y se criticaba lo malo, caí en cuenta que esa muestra de decencia es la excepción que confirma la regla que infortunadamente y durante muchas décadas nos han vendido por la televisión nacional, que no es otra que la historia de personas que terminan en asuntos ilícitos, se enriquecen fácilmente y viven felices. Lo malo es que esos malos ejemplos televisivos cunden y se arraigan en el pueblo, sobre todo en la pobrecía que piensa que en el mundo real todo es tan fácil como en las telenovelas. Pues bien, esos malos ejemplos de telenovela se trasladan al mundo político, donde los personajes reales, superan con creces las trapisondas que vemos en la televisión alienante.

Vinieron a Pereira, los honorables magistrados del Consejo Nacional electoral, presididos por el magistrado Pedro Felipe Gutiérrez Sierra y nos hicieron saber de las denuncias que se han presentado en contra de personajes que piensan que haciéndole trampa a la democracia, llegarán al poder para beneficio personal. Fuimos ilustrados sobre las conductas que atentan contra los mecanismos de participación ciudadana, como son las ya muy conocidas Constreñimiento al Sufragante y Fraude en Inscripción de Cédulas.

Supimos de nuevas conductas, como la elección ilícita de candidatos, que consiste en ser elegido a pesar de estar inhabilitado para desempeñarlo, cuya pena oscila entre los cuatro y los nueve años de prisión; de la corrupción al Sufragante, que se realiza mediante contrato condicionado a sufragar por determinado candidato o partido, que es lo que viene ocurriendo con ciertos contratistas participando en campañas políticas. Esta conducta se castiga con pena de cuatro a ocho años de prisión y la comete tanto el que ofrece el contrato como quien lo suscribe. El tráfico de votos que consiste en ofrecer los votos de un grupo de ciudadanos en favor de cierto candidato, es una conducta que da de cuatro a nueve años, por la simple razón de que un ciudadano solo es dueño de su voto y del de nadie más. Conducta en la que han incurrido tradicionalmente, los líderes con el voto de sus pupilos o seguidores.

Se explicaron otras normas desconocidas tanto por candidatos como por los electores, como la financiación de campañas con fuentes prohibidas, la violación a los topes o límites de gastos de campaña y la omisión de información del aportante, todas con penas hasta de ocho años. (Estas conductas, adicionadas al código penal por la Ley 1864 de 2017). Están pues advertidos.

OTONIEL ARANGO COLLAZOS


NATANYA Club Residencial Apartamentos Pinares Pereira

NATANYA Club Residencial Apartamentos Pinares PereiraNATANYA Club Residencial Apartamentos Pinares Pereira


Suscríbete Gratis

Introduce tu correo electrónico para suscribirte gratis al periódico.


Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.