De triunfos y derrotas

De triunfos y derrotas

Por: Otoniel Arango Collazos

Aunque muchos tomen en broma la frase famosa del profesor Maturana, lo cierto es que le asiste la razón,

“Perder es ganar un poco”, porque nunca se aprende tanto como en la derrota.

Paulo Coelho, novelista brasileño, afirma: “Me molesta perder, como a todos. Pero separo las cosas. No me como la cabeza por tonterías. La filosofía es clara: mañana empieza el día de nuevo”.

Por eso se dice también con razón, que el pasado no existe y el futuro es una mera expectativa, para significar que lo único que podemos construir con nuestro propio esfuerzo es el presente; de nada nos vale vivir del pasado o mantener la mirada puesta en el futuro sin mover un dedo para que la situación cambie.

Buda, afirmaba con gran sabiduría: “La derrota tiene algo positivo, nunca es definitiva. En cambio la victoria tiene algo negativo, jamás es definitiva”, con lo cual ni debemos volvernos un mar de lágrimas pensando en la una o vivir de fiesta por creer que la otra será permanente. Para finalizar con las derrotas, decía Martin Heidegger: “Quien piensa a lo grande tiene que equivocarse a lo grande” y algunos me dicen que en Harvard afirman que un buen empresario debe quebrar por lo menos dos veces antes de conocer el éxito.

En cuanto a los triunfos, aseguraba Napoleón Hill, escritor estadounidense: “El punto de partida de todo logro es el deseo” y con razón porque es lo que da chispa a todos los actos, buenos o malos y hace que como dice la biblia, el verbo se haga carne; o como dicen los gurúes de hoy en día, es la “fuerza del intento”, la que mueve montañas y si la montaña no se mueve, pues hacemos como Mahoma y vamos a ella y punto.

El presidente Harry S. Truman aseveraba: “Es increíble lo que se puede lograr si no te importa quién se lleva el crédito”, con lo cual resalta el trabajo en equipo sin egoísmos, algo de lo que se quejaba Martin Emilio Cochise Rodríguez, cuando nos dice que “En Colombia se muere más la gente de envidia que de cáncer”.

Y volviendo a la fuerza del intento, señalaba Pablo Picasso: “Siempre estoy haciendo cosas que no puedo hacer. Así es como consigo hacerlas” y es que las grandes hazañas se consiguen por parte de aquellos que no tienen limitaciones en su mente y por eso terminan haciendo aquello que para el común de los mortales era “imposible”. Paulo Coelho dice: “Sólo hay una cosa que hace que un sueño sea imposible de lograr: el miedo al fracaso”.

Así pues, que los invito a soñar y a lograr todos esos triunfos que aparecen en lo más recóndito de sus mentes, haciéndolos realidad. Un feliz día y mucha prosperidad.

elpereirano.com