El Plan Parcial Ciudad Victoria

El Plan Parcial Ciudad Victoria

Por: Jairo Arango Gaviria

La Ley 388 de 1997, establece que el ordenamiento del territorio municipal comprende “un conjunto de acciones político administrativas y de planeación física concertadas, emprendidas por los municipios, dentro de los límites fijados por la constitución y las leyes, en orden a disponer de instrumentos eficientes para orientar el desarrollo y ocupación del espacio bajo su jurisdicción”.

Uno de esos instrumentos rectores es el Plan de Ordenamiento Territorial (POT), que a nivel macro opera para el municipio como la carta de navegación para el manejo urbano, en materia de ordenamiento y uso del suelo. En cuanto a los planes parciales, funcionan como pequeños POT, donde en una escala menor, y de una manera detallada se establecen los instrumentos y disposiciones de los POT, para áreas determinadas del suelo urbano y de expansión urbana, además de las que se desarrollan mediante unidades de actuación urbanística.

Pereira realizó su primer POT en el año 2000 y seguidamente se realizaron y aprobaron planes parciales, entre los que figura el Plan Parcial Ciudad Victoria, que marcó un hito urbanístico en la ciudad, transformando espacios deprimidos y tóxicos en territorios seguros y productivos.

Fue en el cuatrienio (2001-2004), durante la administración de Martha Elena Bedoya Rendón, y la Secretaria de Planeación Adriana Vallejo de la Pava, que se logró esta transformación en este sector céntrico de Pereira. Podríamos decir que el Plan Parcial Ciudad Victoria, se ejecutó en su primera etapa, con gran éxito y beneficio para la ciudad; hoy es necesario continuar con las siguientes etapas de desarrollo de las unidades de actuación pendientes,

Para lograr su desarrollo, considero que habría que acondicionar estas nuevas etapas de Ciudad Victoria a las necesidades objetivas de la ciudad, para poderlo hacer operativo. Tal como están planteadas las unidades de actuación, lo hacen inoperante y prácticamente irrealizable. Unidades de actuación de toda una manzana, fue un buen propósito, por ejemplo, para la construcción del centro cultural Lucy Tejada, la plaza cívica, el centro comercial Ciudad Victoria y el Éxito, cuyo suelo en su gran mayoría era propiedad del municipio y también de espacio público (Carrera 11 entre calles 14 y 18); pero cuando la manzana es de varios propietarios privados, el ejercicio de desarrollar una unidad de actuación es tarea de titanes. Ningún intento ha logrado salir adelante por parte de gestores o inversionistas.

Por esta razón, las unidades de actuación (manzanas) dentro del Plan Parcial Ciudad Victoria, deben replantearse para facilitar su desarrollo. Una cosa es adelantar una obra pública en terrenos del municipio, y otra, bien distinta es hacerlo en el centro de la ciudad, donde el suelo es de propietarios privados; donde el músculo financiero debe ser demasiado grande, para sacar adelante cualquier proyecto, y menos aun cuando el municipio no tiene un interés específico de declarar espacios de interés público el suelo de ciudad victoria, y donde cada uno de los propietarios estiman sus propiedades con valores que hacen inviable cualquier proyecto, sin entender que de no querer concertar, estas propiedades no sirven sino para pagar prediales.

elpereirano.com