Garzas regresan a Parque Los Lagos – La Pradera

Garzas recobran su libertad en el Parque Los Lagos de La Pradera

Después de un mes de recuperación de las Garzas Bueyeras (Bubulcus ibis), damnificadas el pasado 12 de junio en el Parque Los Lagos de La Pradera Dosquebradas, por el corte de cuatro bambúes, fue liberado un primer grupo de siete individuos.

De acuerdo a lo manifestado por los veterinarios del hogar de paso de fauna silvestre de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, fueron llevadas de nuevo al sitio porque hacen parte de un garcero constituido desde hace aproximadamente tres meses y tienen un organización social gregaria, en donde hay jerarquías, y además de esto, las garzas adultas conocen las rutas de vuelo hacia los lugares donde encuentran su alimento.

“Este primer grupo era el más adelantado, su evolución biológica era la más adecuada y se observó que volaban y se alimentaban por si solas”, indicó Felipe Quintero, médico veterinario de la CARDER.

Agregó el profesional especializado que de este grupo, cuatro volaron directamente al guadual, las tres restantes tardaron unos minutos observando el lugar, las condiciones del terreno y posteriormente regresaron al guadual donde estaban sus similares.

Contexto

Debido a las denuncias realizadas a través de redes sociales, funcionarios de la Corporación se desplazaron hasta el Parque Los Lagos de La Pradera, lugar donde fueron observados cuatro tocones frescos de ­­­­bambú, los cuales fueron cortados sin el permiso de la autoridad ambiental y sin tomar las medidas necesarias para garantizar la protección y el bienestar de las garzas bueyeras que habitan el lugar.

Teniendo en cuenta que se realizó la intervención al humedal y a la mata de bambú sin contar con la autorización de la CARDER, y que esto se afectó la población de garzas, la Corporación interpuso medidas preventivas a este centro recreacional, que consisten en prohibir la intervención del humedal y del bambusal. Pero además, se debe implementar un plan de manejo que permita prevenir que las garzas vuelvan a anidar en el mismo bambusal y así evitar que se presenten nuevas caídas de los nidos al lago.

elpereirano.com

Deja un comentario