La patria en el corazón

La patria en el corazón

Por: Otoniel Arango Collazos

El Patriotismo es aquella actitud que expresa un vínculo sentimental y de entrega de los ciudadanos hacia su país. George Burdeau, en su Método de la Ciencia Política (Ed. De Palma Buenos Aires, 1964, P19), define este sentimiento como: “El don de sí mismo a un modo de vida, a un sueño de porvenir compartido, que conduce a preferir la salud de la comunidad a la satisfacción de egoísmos particulares”. Para el estudioso francés, el factor más efectivo de esta solidaridad, de esta fidelidad entre los individuos de la cual procede la comunidad nacional, es la representación que ellos se hacen del objetivo social, dentro del cual juegan un papel importante, el recuento de una historia común y los factores de comunidad u homogeneidad étnica y/o cultural. Sin embargo tales elementos hacen parte del pasado y deben estar necesariamente complementados por las promesas que contenga el mencionado objetivo social hacia el futuro, de tal manera que el país sea a todas luces un “proyecto viable”, del cual se sientan partícipes todos los ciudadanos, o por lo menos la mayoría.

Con razón decía Maurice Barres, que “…a la Patria estamos unidos por la inmovilidad de los sepulcros y el vaivén de las cunas”. En tiempos como los actuales, se hace necesario renovar nuestro amor por la Patria, traducido en el firme propósito de superar los problemas que nos aquejan a todos los ciudadanos y que por lo tanto debemos enfrentar con optimismo, pues al fin y al cabo el patriotismo es un cordón umbilical que une los sentimientos de un individuo con su terruño, con unos símbolos que como la Bandera o la Selección Nacional de Fútbol, encarnan el sentimiento de una nación, expresado fielmente en las pasadas justas deportivas en territorio de la bella Rusia.

De otra parte, como decía Ernest Renán: “La existencia de una Nación, es un plebiscito diario” (Diccionario Político de nuestro tiempo, Ed, Mundo Atlántico, Bs Aires, 1948); plebiscito que debe ser más concurrido en las fiestas Patrias que con orgullo y júbilo, debemos celebrar por estos días en los que recordamos las gestas de nuestros héroes, cuando los mayores tenemos la obligación de no dejar olvidar nuestra historia Patria, transmitiéndola a nuestros herederos, porque es necesario recalcar, que antes que existiera la Nación colombiana como hoy la conocemos, existió el Ejército Libertador, el único y verdadero Ejército del pueblo, que escribió con sangre las páginas de nuestra valiosa libertad. Por eso debemos llevar la Patria en nuestros corazones. Un feliz día y mucha prosperidad.

elpereirano.com

Deja un comentario