Los vientos de agosto

Los vientos de agosto se deben llevar las vulneraciones a los Derechos Humanos y traernos nuevas oportunidades

  • Elevo mi cometa en agosto con una petición muy concreta “hagamos de los derechos humanos una práctica
  • “Es el momento de dejar atrás los comportamientos que excluyen a las personas con las condiciones más vulnerables. Es el momento de pensar y actuar bajo el principio de una verdadera inclusión social.

Estamos en un momento en el que el termino inclusión social se escucha por todas partes. No solo es un concepto que suena en las campañas políticas, sino también un mandato de las administraciones que están en curso, de las veedurías, hace parte de los argumentos con los que defienden sus luchas los lideres y lideresas, pero, en realidad, estamos trabajando en función de aplicar el concepto en nuestra vida diaria?

Es demasiado importante que en cada decisión, en cada proyecto, se tengan en cuenta y se legitimen los derechos fundamentales, los derechos humanos como una verdadera cultura ética de parte de los tomadores de decisiones en el sector público y privado, no solamente para descongestionar los juzgados de tutelas y acciones populares, no solamente para descongestionar los organismos del Ministerio Público, como la Personería y Defensoría, sino para que se proyecten señales de respeto por la diferencia y la promoción de vida digna, que se traducen en la verdadera inclusión social.

La inclusión social se define, según la Unión Europea, como un proceso que asegura que aquellas personas que están en riesgo de pobreza y exclusión social, tengan las oportunidades y recursos necesarios para participar completamente en la vida económica, social y cultural, disfrutando un nivel de vida y bienestar que se considere normal en la sociedad en la que vivimos.

El concepto implica, también, en un contexto muy aterrizado al de nuestra realidad, que las personas puedan tener oportunidades de desarrollo y de reconocimiento desde lo colectivo, es decir, que existan garantías de participación y de una condición de hacer parte de una comunidad, de grupos, de asociaciones y demás espacios donde se puedan compartir habilidades e intereses comunes.

No tiene ningún sentido, por ejemplo, que una familia deba poner una tutela porque su hija, una niña de de 10 años, haya terminado excluida de un torneo de fútbol de cobertura nacional, porque las reglas no eran claras y, cuando le equipo avanzó en a clasificación, argumentaron que no se podía inscribir equipos mixtos.

Afortunadamente, la Corte Constitucional falló a favor de María Paz, como se llama la niña y obliga al torneo ya sus patrocinadores a reconocer su error y a reparar el daño causado a la niña, que fue víctima de discriminación y a quien, además, se le vulneró el interés superior que cubre a los niños, niñas adolescentes, en función de sus derechos fundamentales.

Estas noticias, aunque alientan, sobre todo en función de la prioridad que tienen los niños, niñas y adolescentes y en función de la equidad de género, no deberían de existir si se aplicará, en realidad y en la práctica, el concepto de inclusión social, como un principio que movilice acciones que tengan como base los Derechos humanos y el desarrollo sostenible de las comunidades.

Como ciudadanos y sobre todo como tomadores de decisiones, a quienes tienen esa función, es necesario que acudamos a este llamado. Que en este momento por el que estamos pasando, en este mes de agosto, donde los vientos nos pueden refrescar, y nos invitan a reflexionar pensemos en lo importante que es para una sociedad respetar los Derechos fundamentales de las empleadas domésticas, de los trabajadores, de los campesinos; los derechos de las personas que están perdiendo la salud y tienen derecho a recuperarla, los Derechos de los niños y niñas, de los migrantes y el derecho a una mejor movilidad en las ciudades que trae consigo una armonía y mejora la calidad de vida.

Elsa Gladys Cifuentes Aranzazu
Defensora del Pueblo
Regional Risaralda


TRIBECA TOWNHOUSE casas campestres Pereira vía Armenia

TRIBECA TOWNHOUSE casas campestres Pereira vía ArmeniaTRIBECA TOWNHOUSE casas campestres Pereira vía Armenia

Necesita vender una propiedad? contáctenos:
https://www.elpereirano.com/venta-de-propiedades/

Suscríbete Gratis

Introduce tu correo electrónico para suscribirte gratis al periódico.

Gracias por preferirnos!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.