Programa de Recuperación Nutricional para niños indígenas

Gobernación beneficia a niños indígenas con Programa de Recuperación Nutricional

Recorriendo caminos de piedra, conociendo las condiciones psicosociales en las que viven los niños indígenas, la Gobernación de Risaralda a través de la Secretaría de Desarrollo Social, llegó hasta los resguardos el Cortijo y Cuna del corregimiento de Santa Cecilia, Pueblo Rico, para hacer seguimiento al Programa de Recuperación Infantil que beneficia a 75 niños indígenas que tienen bajos percentiles de peso y talla.

“Estamos haciendo un seguimiento al Programa de Recuperación Nutricional porque sabemos que la única manera de asegurar el impacto es cuando nosotros salimos de las oficinas, venimos con el equipo psicosocial y visitamos estas familias de los resguardos indígenas Cuna y Cortijo para ver si los niños están tomando el suplemento nutricional y que las madres están suministrándoselo de manera adecuada de un tarrito diario”, destacó la Secretaria de Desarrollo Social, Teresita Peláez Cruz.

En este sentido destacó que los 75 niños de la comunidad indígena de Pueblo Rico tienen problemas de peso y fueron priorizados por la Secretaría de Salud municipal, buscando con esto trabajar de manera articulada entre la Gobernación y las secretarías municipales para cumplir con el empeño del Gobernador de que haya una verdadera articulación para impactar a los niños de Risaralda.

“Para nosotros esto es muy importante, se ve que los niños han mejorado su nutrición, por eso agradezco a la Gobernación porque con esta leche los niños han mejorado mucho”, destacó Cornelio Nequeta Cintuá, gobernador indígena del resguardo indígena Cortijo.

Los beneficiarios recibieron su primera dosis nutricional a finales del mes de julio, en una actividad realizada en el corregimiento de Santa Cecilia, donde a cada beneficiario se le entregaron 30 tarros de suplemento nutricional en presentación líquida de 237 ml. El compromiso de las madres y cuidadores es devolver en cada entrega, que será mensual, los tarros vacíos.

“Cuando el cuidador entrega los tarros usados, se les estimula con un paquete nutricional para seguir aportando a una mejor nutrición de los niños, con esto se les dice que, si no administran bien el suplemento, desafortunadamente no pueden recibir este incentivo”, informó la Secretaria de Desarrollo Social, Teresita Peláez Cruz.

Según lo informado por la funcionaria, en el recorrido que realizó la Gobernación de Risaralda se evidenció que no todas las madres y cuidadores están suministrando la nutrición de manera adecuada.

Por tal motivo, el equipo técnico de seguridad alimentaria de la Gobernación de Risaralda les entregó las instrucciones precisas para la administración de este suplemento nutricional, tales como dar una dosis al día; reciclar los tarros usados; conservarlos en un lugar fresco y tener buena higiene al momento de suministrárselos a los niños.

“Estamos dándoles la pedagogía, porque a veces es muy fácil hacer la entrega, pero si no se hace un seguimiento no nos damos cuenta de las falencias que se puedan presentar en el programa. Afortunadamente estamos iniciando el programa, lo que significa que podemos corregir”, resaltó la Secretaria de Desarrollo Social departamental.

Asimismo, informó que las dosis serán entregadas cada mes, por cinco meses en el corregimiento de Santa Cecilia, en un proceso de revisión de pesos y talla acompañado por nutricionistas de la Secretaría de Salud para verificar el avance y el impacto que mes a mes se obtenga en los beneficiarios.

“Estamos muy contentos con el programa de nutrición que nos trae la Gobernación y se ha visto que los niños están mejorando, eso nos tiene muy felices”, finalizó Luis Carlos Cheche Dobicama, padre beneficiado.

Dato de interés

Este programa que inició en 2017 cuenta con una población de niños entre los 0 y 6 años de edad, en Pueblo Rico, 75 niños; en Pereira 220 y en Dosquebradas, 56 niños, con una inversión de $358 millones.

elpereirano.com