Rueda de prensa o ¿mitin político?

Es una convocatoria para periodistas y comunicar un objetivo central y otros específicos. Acceso a una información que entrega uno o varios actores. Canal para expresar diversos conceptos de interés. Mensajes. Son un instrumento válido. Poderoso para dilapidarlo.

Máxime que muchas de ellas son transmitidas en directo de acuerdo con el “calibre” de la idea relevante. Lo inmediato.

Muchos la hacen cuando invitan a los medios de comunicación para divulgar uno o varios hechos concretos.

Alianzas, desmentidos, hechos irregulares, positivos, logros de encuestas, ideas, capitulaciones, datos responsables.

Después, por lo general, los invitados, hacen una ronda de preguntas. Se recomienda siempre prepararla aunque muchos se creen “sabios” y caen en lugares comunes. Improvisan y es una falla aterradora.

Muchas de ellas son un monólogo. Un “ladrillo”. El anfitrión, no siempre deja espacio para preguntas. Aunque, en otras, pese a saberlo, hablan más de la cuenta y “matan” la idea central de la convocatoria hecha. Le escurre el bulto a “preguntas molestas”. Va a expresar lo de él y punto.

La conferencia de prensa es un tema específico, técnico, de alta experticia. Ambas son respuestas a una estrategia. Muchos confunden lo uno y lo otro. Comunicación unidireccional. Transmitir con claridad.

Todo ello, para explicar que muchos actores de la política han querido convertir sus “ruedas de prensa” en mítines políticos. En “guerra” de cuarteles y revanchismo banderizo, partidario. Incluso, muchos “invitados” suplantan al periodista como si nada. Sin escrúpulo y muchas veces el moderador, el portavoz señalado, complace a esos ”periodistas de último momento”. Le crean tensiones innecesarias y enfrentan. Desgastan. A ello, súmele que hay colegas que preguntan y ellos mismos se responden. Editorializan. Un desatino. Muchos anfitriones para responder, se alargan sin necesidad.

Han insertado un abuso para mostrar impacto: llama la atención que invitan “pueblo” para hacer ver grande lo que muchas veces no tiene fondo sino trasfondo. Se pierde la esencia, el contexto.

Recomendación: no todo son ruedas de prensa. No confundir los actos de sus búnkeres, de sus carpas electorales. De menudeo electoral. Puede ser ahorrativas de tiempo si media un comunicado de prensa, una declaración, un vídeo concreto en su tiempo e idea. Un simple twitter. Pero se sigue cayendo en que no se convoca a ruedas de prensa sino a empalagosos shows mediáticos que no son más que crudos mítines políticos.

Por ÁLVARO RODRÍGUEZ HERNÁNDEZ


Torres de SANTA MARTA Apartamentos Dosquebradas

Torres de SANTA MARTA Apartamentos DosquebradasTorres de SANTA MARTA Apartamentos Dosquebradas


Suscríbete Gratis

Introduce tu correo electrónico para suscribirte gratis al periódico.


Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.