Superintendente se compromete con Risaralda

Superintendente de salud se compromete con Risaralda

Hoy en la socialización presidida por el Superintendente de Salud doctor Fabio Aristizábal Ángel, en compañía del Representante a la Cámara Juan Carlos Reinales Agudelo que desde la Comisión Séptima es ponente del proyecto de Reforma a la Salud, se habló de la problemática en Risaralda, como la situación financiera de los hospitales y la deuda pública de las EPS con los mismos y sus posibles alternativas de solución.

Los entes públicos de la salud del departamento como; la defensoría del pueblo, la personería, el procurador regional, los gerentes de los hospitales públicos de Risaralda, la directora de ACESI, alcaldes, concejales, prestadores del servicio, secretarios de salud, tuvieron la oportunidad de presentar las problemáticas de la región para establecer compromisos con la Superintendencia de la Salud.

El Gerente del hospital de Santa Rosa de Cabal Gabriel Antonio Grisales, habla de la problemática en su municipio,

“Nuestro inconveniente ha crecido precisamente en el momento del cierre de Mi IPS y Medimás, donde solicitaron atender a más de 14 mil usuarios, en presencia de la Dra. Elsa Gladis Cifuentes, la personería, las secretarias municipal y departamental, pidiéndonos que solamente por un tiempo de un mes diéramos el servicio a los usuarios, ese tiempo se extendió a 8 meses sin cumplir el compromiso de pagar a tiempo y la deuda hasta la fecha no se ha saldado”.

Lorena García, gerente de IPS del sector privado en Pereira, expresa “el sector privado se ha visto afectado en el tema de las tarifas; ya que ha sido vulnerado en la contratación con las EPS. Como IPS privada tratamos de ajustar al máximo las tarifas para poder mantenernos en el mercado, pero cuando nos enfrentamos con los hospitales tenemos muchas desventajas.

El Gerente del Hospital Mental de Pereira, Dr. Zacarias Mosquera, da a conocer un panorama más general de la situación dando una posible solución al sistema,

“Todas las EPS tienen problemas no hay ninguna que se salve en toda esta situación, si queremos resultados debemos reunimos todos: usuarios, prestadores y aseguradoras para poder de verdad conciliar. Por el lado económico según el decreto 2193 con el cual se evalúan los hospitales públicos, se debe realizar una revisión profunda ¡la gobernabilidad no está en lo local! por ejemplo el problema en el recaudo, todo se resume en el tema económico y la forma de contratar es por medio del régimen subsidiado y no del régimen contributivo discriminando lo público”.

La pasividad del gobierno en la supervisión a las EPS e IPS, son los causantes de los problemas que actualmente tiene el país en la prestación del servicio, lo que se propone es hacer que las formulaciones que se realicen, sean efectivas sin afectar al usuario.

Por su parte el Superintendente habla de su percepción. “El problema general en todo el país no solo es en las IPS públicas, sino también en las privadas, hay un problema de flujo de recursos, no solo es escuchar a las entidades si no también a los usuarios, falta de oportunidad en las citas, falta de medicamentos, tenemos que corregir como estado, enderezar los recursos económicos del sistema. Pondremos en cintura a las EPS para que el flujo de recursos llegue más oportunamente, acabamos de radicar un proyecto de ley que mejora la capacidad sancionatoria de la superintendencia, vamos a poder llegar ya hasta 8 mil salarios mínimos. De las principales quejas en Risaralda es la contratación ya que no hacen el giro completo, ni directo, no giran lo acordado, la idea es que el próximo 29 de noviembre estaremos acá para realizar las mesas de trabajo de conciliación con capacitación a los secretarios de salud, también mejorar las competencias, para que ellos sean los que nos ayuden a tomar decisiones desde Bogotá”.

El representante Juan Carlos Reinales Agudelo, habla de los resultados obtenidos en el foro, “este fue un ejercicio importantísimo con los principales actores de la salud en Risaralda, se hizo un diagnóstico del estado de la salud en nuestro departamento, con los valores actualizados de la deuda pública que las EPS tienen hoy con nuestros hospitales ya que se encuentran desfinanciados, con deudas impagables como la de Cafésalud, con $35 mil millones que hoy no sabemos quién los va a pagar. El superintendente deberá revisar la ley de punto final, entre otras cosas, en lo referente a las mesas de conciliación puesto que no están dando resultados, porque que las EPS no pagan el valor del acuerdo al que se llega. También se debe sanear las deudas con los hospitales para que puedan empezar de ceros. Nosotros desde la Comisión Séptima estaremos muy atentos para que el superintendente cumpla los compromisos adquiridos hoy con los risaraldenses”.

elpereirano.com