Villa Claret, corregimiento de paz

Villa Claret, un corregimiento de paz que le apuesta al medio ambiente

  • Desde 2016 la CARDER ha venido trabajando con la comunidad de esta población limítrofe con el Chocó, con el ánimo de mejorar sus condiciones de vida a través de la conservación y protección de los recursos naturales.

Los gestos y las palabras de agradecimiento de las familias que habitan el corregimiento de Villa Claret, Pueblo Rico, fueron los protagonistas de la jornada cívico ambiental, que se desarrolló ayer en esta población, la cual permitió afirmar el compromiso de la Corporación Autónoma Regional de Risaralda, CARDER, con este territorio de paz.

“Aquí queremos mucho a la CARDER, gracias a ellos tenemos un parque bonito, tenemos el sendero ecológico, que mucha gente ha venido de afuera a conocerlo, la máquina de reciclaje; para nosotros son muy importantes porque se esmeran por todos, sobre todo por los niños”, aseguró María Leticia Guzmán, habitante de Villa Claret.

 

Estas inversiones se realizaron gracias a $42 millones que destinó la Corporación. Pero además de lo anterior, en esta población se están desarrollando actividades de seguridad alimentaria, capacitaciones a los infantes en temas medio ambientales y se creo un grupo de avistamiento de aves.

“En los últimos años la percepción del campesino hacia la CARDER, es de una entidad amiga, a la que le puede consultar sin el temor que le generaba antes, por lo cual, con estas actividades hace que la comunidad visualice de manera positiva a la autoridad ambiental”, manifestó Wilfredo Herrera Otálvaro, Concejal de Pueblo Rico.

Es preciso recordar que, la Corporación en conjunto con la comunidad restauró y pintó la mayoría de fachadas de las casas de este corregimiento. Adicionalmente, desde el 2016 ha logrado instalar un gran porcentaje de cocinas eficientes en las viviendas, y también la plantación de aproximadamente 5.000 árboles de diferentes especies.

“Vamos a realizar una segunda jornada de pintura, vamos a seguir involucrados con la adecuación del parque, sembrando árboles, enseñándoles prácticas ambientales, seguiremos involucrados con ellos y hoy lo ratificamos en compañía del Batallón San Mateo, el SENA, la Gobernación de Risaralda, Unisarc, Defensoría del Pueblo, la Alcaldía de Pueblo Rico y la ONG Makuna”, expresó Martha Mónica Restrepo Gallego, Directora (e) de la CARDER.

En este corregimiento, cuatro familias están trabajando con el programa Banco2, que consiste en reconocerles el valor del costo oportunidad que les genera su bosque natural conservado, entregándoles una compensación monetaria que oscila entre de 200 y 300 mil pesos mensuales.

La CARDER también ha servido de enlace con otras entidades públicas y privadas, para que sus programas sociales favorezcan a los niños, jóvenes y adultos de esta población que tiene muchas ganas de salir adelante por medio de procesos amigables con el medio ambiente.

elpereirano.com