Voto estratégico

No necesariamente busca incentivar nuevos conceptos de conciencia para ultrajar al elector para que modifique la conducta ante las urnas.
En Colombia, no tenemos una responsabilidad sólida con el voto. El verdadero ejercicio es con quienes elegimos pero no le damos continuidad a la exigencia de qué votan en ese empoderamiento directo que les endosamos. La calidad respetable del sufragante.

Nos olvidamos del voto. Sólo elegimos y después no exigimos. Un comportamiento de certeza electoral a la hora de rendir cuenta y hacer seguimiento a las masas amorfas o ideologías extraviadas por el masivo cruce de partidos sin identidad.

Les damos el voto y no recibimos, en muchos casos, comportamientos éticos. Pero tampoco construimos sociedad civil seria, estructurada, sino empujada, que ultraja. Con apegos a la legalidad sino al que me da. El desdibujamiento cierto de la democracia por los retazos partidistas que empujan el voto más no programas o contextos de la utilidad del voto. Necesitamos gobernantes serios. Idóneos.

Pero ese voto estratégico nos debe servir para respaldar o tumbar gobiernos. Para darle continuidad o apartarnos de partidos – partidos por tareas incumplidas. Para castigar, si se quiere, el mal uso del poder o el quiebre del desvío de presupuestos. Tareas inconclusas o mandatos sumergidos en la ausencia del desarrollo de sus programas de gobierno. En esencia lo fundamental.

El voto estratégico anima a repensarnos como sociedad justa. Como democracia activa, representativa y no escondida entre los pliegues de los corruptos. A gobiernos justos.

Por eso, cada 4 años, se carga con el peso de recurrir a llamados al ciudadano para que intervenga como pueblo soberano y no pendejuano. A la función directa de decidir. De incidir en las apuestas programáticas, honorables, a concebirlo como un apéndice de buen gobierno.

Necesitamos muchos votos estratégicos en el filo de gobiernos en red, de tendencias, ajenos a promesas inviables. No votar es alimentar la ausencia de territorio e izar el vuelo de buitres.

Hágase tu voluntad. Digo, del elector ilustrado.

Produzca ruido en las urnas, no hablando.

Por ALVARO RODRIGUEZ HERNANDEZ


TRIBECA TOWNHOUSE casas campestres Pereira vía Armenia

TRIBECA TOWNHOUSE casas campestres Pereira vía ArmeniaTRIBECA TOWNHOUSE casas campestres Pereira vía Armenia

Necesita vender una propiedad? contáctenos:
https://www.elpereirano.com/venta-de-propiedades/

Suscríbete Gratis

Introduce tu correo electrónico para suscribirte gratis al periódico.

Gracias por preferirnos!


Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.